martes, 25 de noviembre de 2008

Chávez

“Si permiten que la oligarquía regrese a la gobernación… a lo mejor voy a terminar sacando los tanques de la Brigada Blindada para defender al gobierno revolucionario y para defender al pueblo”, así amenazó a los ciudadanos de Carabobo, durante la campaña electoral, el presidente Hugo Chávez. Carabobo, el estado más industrializado del país, sede de la casas de General Motors, Chrysler y Ford, le dio la espalda al comandante Chávez, también la alcaldía de Caracas y otros estados de los más poblados en Venezuela.
Poco efecto surtieron esas y otras amenazas. Tampoco la agresiva campaña electoral que incluyó una marea roja como las que organiza el gobernador de Veracruz, Fidel Herrera; o la inhabilitación de algunos opositores, como la que pretende el gobernador de Colima, Jesús Silverio Cavazos Ceballos, contra el alcalde de Manzanillo, Virgilio Mendoza Amezcua.
El poder ciudadano expresado en la rutina democrática de acudir a las urnas (en una participación histórica, por cierto) acotó el poder de Hugo Chávez. Es un balde de agua fría a la caliente revolución bolivariana. Las victorias de la oposición al partido de Chávez, Partido Socialista Unido de Venezuela, pintan un mapa electoral distinto. Termina el monocolor rojo de Chávez y expresa la pluralidad venezolana, y permite enrumbar a ese país por un sendero de responsabilidad en el manejo de la economía y de tolerancia y respeto políticos. Al mismo tiempo en la región latinoamericana, y con la presión de los precios bajos del petróleo, las victorias de la oposición al régimen de Hugo Chávez pueden representar una confianza de que este “neobolivarismo populista” tenga, también, por fin, un frenazo en el continente.
Los mesianismos deben ser derrotados en las urnas. Nada lastima más a nuestras economías y crecimientos emergentes que el poder unipersonal e irresponsable. Nada ayuda más a los pueblos latinoamericanos que un gobierno acotado al imperio de la ley y dividido para su ejercicio. Mientras México tuvo a los monarcas sexenales, las crisis económicas las provocaban sus propias torpezas. No había poder humano que hiciera responder al gobernante inepto o cleptómano. Todo el poder se iba en fanfarronerías o equívocos que empobrecían, más, a nuestras clases medias.
Con mucho poder todavía, Hugo Chávez empieza ya a ser el pasado de Venezuela. “Una nueva etapa de esperanza” se abre en ese país, como declaró uno de los candidatos victoriosos. Chávez organizó una “batalla por el pasado”, como la definió Enrique Krauze en el recientísimo libro El poder y el delirio, en el que, con entrevistas, análisis y una apasionante recreación histórica, pone en su lugar al presidente venezolano. Krauze, en ese nuevo libro, defiende al liberalismo democrático recordando a Octavio Paz, recrea el escenario de la revolución bolivariana de tintes maniqueos y autoritarios, y alerta sobre la sacralización de la historia. Sobre esa adoración del pasado.
Advierte que en Venezuela el papel de lo sagrado lo asumió Bolívar, que imanta a la sociedad venezolana como en México la Virgen de Guadalupe; y ese papel lo teatralizó magistralmente Hugo Chávez. Una religión sin más dios que Hugo Chávez, y un evangelio que sólo él escribe y él dicta a la nación.
Un evangelio de pasado. Un discurso de ayer. Una nostalgia por las glorias pretéritas. Una añoranza por el panteón. Ese discurso de enaltecer “el antes” es el miedo al futuro. Es la repugnancia a la modernización del país. Ese discurso es el que está sacando del ropero de los recuerdos el Partido Revolucionario Institucional en México.
Germán Martínez Cázares (El Universal, Cd. de México, 25.11.08)

1 comentario:

parapiti pora dijo...

CUANDO LA CIA INSTALA A LA IZQUIERDA:
Se habló de Fernando Lugo como un “obispo de los pobres” plagiando el mote que se le daba al original, Arnulfo Romero, asesinado por la derecha en El Salvador.
La falacia fue difundida desde un equipo de serviles escribientes con un extenso prontuario sirviendo a la ultraderecha anticomunista y mafiosa de Paraguay, donde brillan con luces propias personajes como Ausberto Rodríguez y Julio Benegas.
El mesías marxista, supuesto teólogo de la liberación, en realidad era un sobrino de un agente de la CIA, emparentado con directivos de USAID, cuya principal fuente de soporte político y financiero provenía de la embajada norteamericana ocupada por el embajador anticubano James Cason.
Para conocer la verdad de lahistoria, cómo la alternancia del poder en Paraguay fue una operación fuertemente apoyada por el complejo IAF-NED-USAID derivado de la CIA, basta ver a quiénes puso en el poder: a una caterva de socialdemócratas financiados desde hace mucho tiempo por la embajada norteamericana de Asunción, y funcionarios de ONGs subsidiarios de las dádivas de los centros de poder mundial.

En el sitio web http://www.financiamientopolitico.org.py/V2/integrantes puede verse una nómina parcial de ellos, todos soportes del obispo de los pobres y teólogo de la liberación Fernando Lugo. También se puede corroborar en el sitio el auspicio que reciben de USAID.

ALGUNOS AGENTES DEL IMPERIO INDIVIDUALIZADOS EN EL GABINETE:

Entre los personajes fuertemente identificados con la CIA se encuentran:
-Gloria Rubín, referente en Paraguay del NED y la CIA.
-Camilo Soares, beneficiario de fondos de IAF y NED, favorecido del gobierno de George W. Bush.
-Karina Rodríguez, de la Casa de la Juventud, que recibió 127 mil dólares de la Inter Ame-rican Foundation con fines altruistas que utilizaron para su campaña proselitista.
-Esperanza Martínez, del movimiento Tekojojá, financiado por USAID, hoy envuelto en escándalo por corrupción.
-Canciller Hamed Franco, del Pmas, un movimiento financiado por James Cason.
-Vice-canciller Jorge Lara Castro, recibe dólares de la embajada a través de la ONG fantasma Alter Vida.
-Ministro de Defensa General Bareiro Spaini, hombre de la embajada norteamericana, educado en las escuelas de golpistas de Estados Unidos.

IZQUIERDA NEOLIBERAL

Quien dijo que sería un gobernante de izquierdas, lo primero que hizo fue nombrar a un agente del FMI para dirigir la economía, el ministro de Hacienda Dionisio Borda, quien sólo anuncia cambios neoliberales, aumentos de impuestos a los cuales no acompaña un aumento del gasto social.

Dijo que era un teólogo de la liberación tercermundista y obispo de los pobres, siendo apenas un ejemplo más de candidatos financiados, inspirados y sufragados desde Washington, cuya primera obra en el poder fue disparar una campaña anti-sandinista continental, por intermedio de una de sus ministras, la personera del Fondo Nacional para la Democracia de Estados Unidos (NED) Gloria Rubín.
Ubicó como canciller a un personaje que afirma que Estados Unidos no es imperialista, y a un vice-canciller favorecido con donaciones en dólares por la embajada norteamericana, que hizo su promoción política como directivo de una ONG.
Una desilusión generalizada ha ganado los ánimos de los paraguayos, que ya han empezado a manifestarse pidiendo renuncias.Uno de los principales blancos de críticas es el ministro Dionisio Borda, quien sólo pide recortes y despidos, pero no aumenta gastos sociales.
Lejos de la bonanza económica prometida para todos, cientos y hasta miles de paraguayos hoy están en la calle, para que otros ocupen su lugar en premio a su obsecuencia y adulonería manifestadas hacia el clérigo-presidente, el nuevo supremo único líder.
Los reclamos callejeros de los nuevos desheredados, expulsados por los adulones del obispo de sus puestos de trabajo, están a la orden del día.

Hace unos días, como corolario, el gobierno asesinó a un campesino en un violenta represión a sin tierras, y varios referentes sociales que apoyaron al obispo deslizaron sus primeras críticas.

En materia de política internacional, los personeros de la derecha y del Consenso de Washington que se disfrazaron de izquierdistas en Paraguay, empiezan a mostrar su verdadera cara.

Además de acudir a rendir pleitesía a George W. Bush, se han organizado peregrinaciones del clérigo-presidente al narco-presidente Alvaro Uribe, y al derechoso y fraudulento Felipe Calderón, todos exponentes del más impío neoliberalismo. ¿No hubiera sido más apropiado el apodo de “Obispo creador de pobres”..


ALGUNOS DE SUS MÁS IMPORTANTES FINANCISTAS:

El obispo en sus visitas a Buenos Aires, fue un constante beneficiado de la Secta Moon, y a poco de su triunfo electoral, su primer viaje fue a Corea para prometer garantías de inversión a empresarios de dicho grupo.

En esas ocasiones, fue huesped del hotel “Los Dos Chinos”, que la Secta administra en el barrio porteño de La Boca.

Hoy ha iniciado la campaña contra el Mercosur utilizando como pretexto algunos conflictos internos de la empresa binacional Yacyretá, que administra una represa hidroeléctrica compartida entre Paraguay y Argentina.

En los días pasados presentó a su gabinete, en su totalidad integrado por referentes del neoliberalismo y agentes de James Cason, representante en Paraguay de George W. Bush.

Hábiles pescadores en río revuelto, agentes del consenso de Washington y enemigos declarados del MERCOSUR lograron así hacerse pasar por “izquierdistas” para alcanzar el poder en Paraguay, en ancas del impulso de izquierdas y el Socialismo del siglo 21. Se cuentan entre ellos:

* Guillermina Kanonikoff y Raul Monte Domecq, financistas de Lugo. Reciben dólares de USAID a través de la o­nG fantasma Gestión Local.

*Camilo Soares, agente de la NED, referente de la Casa de la Juventud, beneficiaria de Dólares de la IAF.

*PMAS: partido surgido gracias a la acumulación de dólares del grupo anterior, recibió en el 2004 127.000 dólares de IAF, institución manejada por George W. Bush.

*Ricardo Canese, dirigente de Tekojoja. Propagandista de los planes de biocombustibles de George W. Bush.

*Aldo Zucolillo, ex propagandista del dictador Stroessner, mecenas del centro de detención y torturas de la dictadura paraguaya y alabardero del genocida Jorge Rafael Videla, hoy entusiasta impulsor de la candidatura de Fernando Lugo.

*Julio Benegas, empleado de Zucolillo en su diario ABC color, signatario de acuerdos con AFL-CIO, reputado peón de los fraudes imperialistas.

En su avidez por acumular indiscriminadamente el apoyo de sectores retardatarios, rindieron pleitesía a Humberto Rubín, figura emblemática del intervencionismo imperialista de la Nacional Endowment for Democracy en Paraguay, e incluso nominaron a su esposa para una secretaría de estado.

Informes estadounidenses

De acuerdo al informe de actividades de las aludidas agencias norteamericanas y los planes para el nuevo siglo pueden encontrarse los siguientes datos sobre estos puntales del luguismo:

GESTION LOCAL (Raúl Monte Domecq y Guillermina Kanonnikoff). Recibe fondos de USAID “para la publicación de material didáctico para comisiones vecinales”. Vale recordar que USAID es una organización del imperio que otrora proveyó identificaciones a torturadores y represores enviados para defender el inicuo sistema de dominación pro-imperialista en el Cono Sur. Cuando los Tupamaros secuestraron al famoso adiestrador de represores Dan Mitrione en Uruguay, le incautaron credenciales del BID y de USAID, entre otras.

CASA DE LA JUVENTUD-PARAGUAY- PARTIDO MOVIMIENTO AL SOCIALISMO. En el 2004 la Casa de la Juventud recibió 127.000 dólares, por dos años, que “proporcionará apoyo institucional, educativo y técnico a organizaciones para jóvenes. La donación de la IAF apoyará la participación de los jóvenes en audiencias públicas, fortalecerá sus destrezas para la búsqueda del consenso y financiará el diseño de campañas públicas de información y el otorgamiento de pequeñas donaciones a jóvenes paraguayos de aproximadamente 10 localidades. “La Casa” espera beneficiar a cerca de 4.200 jóvenes de vecindarios de bajos ingresos”. Sus referentes principales son Rocío Casco y Karina Rodríguez. (Nota: Camilo Soares, vinculado a la Casa de la Juventud, y Richard Ferreira, del Sindicato de Periodistas del Paraguay (SPP), asistieron a la Segunda Asamblea del Movimiento Mundial por la Democracia, organizada por la National Endowment for Democracy, realizada en la ciudad de São Paulo, Brasil, del 12 al 15 de noviembre del año 2000. World Movement for Democracy - Second Assembly Report- Fuente)